Llámanos! 640 13 66 22
es Español
Te llamamos

    Consejos: Dormir y cocinar en la furgo

    Dormir

    La mejor parte de vivir en una furgo es la de dormir en tu propia casita en la carretera y despertarte con una vista increíble. En realidad, no tendrás unas vistas increíbles todos los días, pero al menos puedes intentarlo.

    Lo que considero esencial a la hora de dormir es: un colchón y almohada confortables y que den sensación de higiene; asegúrate de llevar mantas finas y gruesas para adaptarse a diferentes condiciones climáticas y sábanas. Los veranos europeos pueden ser extrañamente calurosos y repentinamente muy fríos en cuestión de horas o días.

    También necesitarás persianas para oscurecer el habitáculo y mantener fresco el interior de la furgoneta durante el verano.

    Las furgonetas camper no tienen aire acondicionado salvo cuando vas conduciendo. Sin embargo, es una buena idea llevar un ventilador de conexión USB o batería. Os recomiendo llevar este tipo de ventilador si queréis dormir cómodamente durante el calor del verano en ciertos destinos de Europa. El verano significa mosquitos, y las pegatinas de repelente de mosquitos de citronela te mantendrán a salvo. Además, ¡son naturales! Para el frío la cosa es un poco más sencilla, las furgonetas camper GV están dotadas de calefacción que puedes utilizar de manera continua con un bajo consumo y totalmente seguras.

    Cocinar

    Aparte de dormir en ella, otro aspecto asombroso de viajar en estos vehículos es cocinar tus propias comidas en la carretera. No, no cocinarás mientras conduces, sino en los aparcamientos o en los lugares de acampada.

    ¿Es imprescindible una cocina en el interior de la furgo? En realidad, no. Si tienes una cocina portátil o un hornillo de gas puedes cocinar fuera. Yo aconsejo llevar ambas, pero personalmente prefiero cocinar fuera siempre que es posible. Uno de los motivos es poder estar en el exterior en caso de haber pasado parte del día conduciendo en la furgoneta. Se podría decir que únicamente cocino en el interior en días de lluvia o mal tiempo.

    En cuanto al equipamiento de la furgo, hay algunos aspectos que considero esenciales para cualquier cocina.

    Necesitarás un par de fuegos, un fregadero, un pequeño frigorífico y varios armarios de cocina para almacenar cosas. Simplificarás tu vida si destinas un cajón únicamente para estos utensilios. No lleves muchos platos, sino sólo las cosas básicas y objetos polivalente: máximo dos ollas, una pequeña y otra mediana, una sartén antiadherente, tabla de cortar, un par de espátulas, una tapa, algún tazón, platos y cubiertos y listo.

    Es conveniente que la furgo disponga de claraboya y no olvides tenerla abierta mientras cocinas en el interior. Las cocinas en la furgoneta suelen tener un par de fuegos que suelen ser de propano. Si has optado por una sin cocina en el interior, puedes hacerte con una cocina portátil de gas. La cocina portátil intenta que sea de 2 quemadores, que seguro es mucho más útil al poder cocinar un par de cosas a la vez. Si tienes posibilidad de tener electricidad, piensa en hacerte con una cafetera eléctrica, hará tu vida mucho más placentera. Una barbacoa portátil no cuesta mucho y seguramente la disfrutarás.

    En cuanto a qué comida llevamos, una regla simple: no muy abundante, rápida y eficiente. Como consejo, recurre a alimentos que te ahorren preparación, pasta de menor cocción, carne y pescado para hacer plancha, y cosas similares. Personalmente también aprovecho para degustar la cocina local comprando comida preparada.